Miss Fifty, mi heroína del protón

por soylalarva

Sobrecubierta Miss Fifty_MaquetaciÛn 1“Llegó a tres conclusiones: la primera, que lo que le sucedía se debía al rayo; la segunda, que de momento no se lo iba a decir a nadie. La tercera fue que modificar a placer la temperatura del agua no estaba entre las habilidades que había adquirido, aún no los llamaba poderes y menos aún superpoderes.” Rosa Ribas, Miss Fifty

Marta Ferrer es funcionaria, esposa y madre. Marta conduce su Vespa con pericia por Barcelona. Marta tiene esa edad en la que te vas volviendo casi invisible.

Marta Ferrer lucha contra un cáncer de mama, como tantas madres, esposas, funcionarias, mujeres casi invisibles… Acude a la Radioterapia cada día después del curro en una rutina que de precisa se convierte en mecánica, pero el último día Marta comprueba que el tratamiento además de cambiarle la vida le ha otorgado superpoderes.

Uno de ellos la invisibilidad total, que esta vez le va a ayudar a poner en jaque al Mal.

Marta Ferrer no es un pájaro, ni un avión, Marta es Miss Fifty.

Miss Fifty es la heroína que todas las mujeres que hemos pasado por la máquina del protón hemos soñado ser alguna vez. Al menos yo fantaseaba con ello, mientras la máquina graznadora  giraba a mi alrededor.

Conocí a Rosa Ribas y su Miss Fifty cuando  todavía estaba esperando el advenimiento de mis superpoderes y sus aventuras editadas por entregas en Sigueleyendo me devolvieron la sonrisa y me vengaron a partes iguales.        Eso se lo debo y se lo agradeceré siempre, Rosa lo sabe.

Por eso me alegra muchísimo que las aventuras de Marta Ferrer se hayan convertido en una novela exquisitamente ilustrada por María Espejo y editada con esmero por Reino de Cordelia.

Porque Miss Fifty nos nombra a todas las mujeres casi invisibles, heroínas del protón que pasamos por el trance de la Radioterapia y eso si que es un rayo que no cesa.

Mañana, Rosa Ribas y su superheroína se presentan en sociedad con la agenda llena.

Consúltala en; http://www.rosa-ribas.com/

Yo estoy pletórica; al fin…Ha llegado Miss Fifty!!!

Anuncios