Malos tiempos para la Lyrica

por soylalarva

La eritrodisestesia palmo-plantar, llamada también síndrome de pies y manos o síndrome pie-mano, es un efecto secundario, que puede suceder con diversos tipos de quimioterapia o fármacos de tratamiento biológico utilizados para tratar el cáncer. Después de la administración de la quimioterapia, pequeñas cantidades del fármaco traspasan los vasos sanguíneos pequeños llamados capilares en la palma de la mano y la planta del pie. La exposición de las manos y los pies al calor, así como la fricción en las palmas y plantas, aumentan la cantidad del fármaco en los capilares y la cantidad del fármaco que “escapa” por los capilares. Este escape del fármaco provoca enrojecimiento, sensibilidad y posiblemente descamación de las palmas y plantas. El enrojecimiento, también conocido como eritema palmo-plantar , tiene la apariencia de una quemadura de sol. Las áreas afectadas pueden secarse y descamarse, y se puede desarrollar entumecimiento u hormigueo. El síndrome palmo-plantar puede ser incómodo y afectar su capacidad para realizar actividades normales.

Así las cosas, añado a la retahíla de mis males los pies y las manos. La doctora A, la oncóloga que lleva mi historia médica  añade a mi dieta “Lyrica”, como se lo sabe de memoria ni me los mira, cosa que le agradezco porque me cuesta mucho quitarme y ponerme lo que sea. Me dice que ésta Lyryca  va directamente al sistema nervioso central, que ésta “Lyrica” no va a curar mi eritema, sólo, tal vez, quien sabe, aliviarlo. Esto no se cura, se pasa. Y de paso me hace el pase para mi última ración de quimioterapia, la espuela, que no se diga, la cosa es no dejar de bailar.

Los prospectos de medicamentos rebosan el cajón farmacia de mi cuarto de baño desordenadamente. Son tan largos como una novela de Tolstoi, solo que más inquietantes.

” Lyrica puede causar visión borrosa, pérdida de visión, muchos de ellos transitorios. Si experimenta cualquier alteración de la visión, debe informar inmediatamente a su médico.

LYRICA se ha asociado con mareos y somnolencia, lo que podría aumentar los casos de lesiones accidentales (caídas). Por lo tanto, usted debe tener precaución hasta que se familiarice con los efectos que puede tener el medicamento.
LYRICA puede causar visión borrosa, pérdida de visión u otros cambios en la vista, muchos de ellos transitorios. Si experimenta cualquier alteración en su visión, debe informar inmediatamente a su médico.

Se han notificado casos de convulsiones durante el tratamiento con LYRICA o al poco tiempo después de interrumpir el tratamiento. Si usted presenta convulsiones, contacte con su médico.

Un pequeño número de personas han tenido pensamientos de hacerse daño o suicidarse. Si en cualquier momento usted presenta estos pensamientos, contacte con su médico lo antes posible.”

Ah! bueno…si me hago daño o quiero hacérmelo, voy y les aviso.  Voy entendiendo bien por qué algunos médicos dicen que es mejor no leer prospectos…pero entonces por qué los incluyen en las cajas?

La “Lyrica”  me induce a un viaje flotante, denso, con una nebulosa llenita de estrellitas como cuando en los dibujos animados te dan una ostia y te estrellan plaff contra la pared.

Estrellitas que flotan y revolotean como insectos fluorescentes, voy a tientas, ciega. El suelo se mueve.

Al día siguiente me despierto con el brazo linfático muy hinchado, el doble que el otro, mi brazo yonqui y de vuelta al hospital, paso más tiempo en sus camillas que mi cama.

Corren malos tiempos para cualquier lírica con i latina o griega, lo mismo da.

Anuncios