El ángel exterminador

por soylalarva

Cuando regresé a casa del hospital, después de la operación con la espada de Damocles apuntando a mi corazón, que duele más,  me esperaba en el buzón una carta con sello de Osakitetza que decía:

“Estimada señora

El Gobierno Vasco ha aprobado un proyecto de ampliación de Detección Precoz del Cáncer de Mama, en función del riesgo de padecer dicha enfermedad, incorporando al mismo a mujeres de 40 a 49 años con antecedentes familiares de primer grado.

Con el objeto de identificar su nivel de riesgo (mediante una pequeña encuesta) y determinar si cumple los criterios de inclusión en el Programa, le ofrecemos dos posibilidades:

Puede utilizar la vía Internet en la siguiente dirección…..utilizando su clave de acceso.

Si opta por la vía teléfonica nos pondremos en contacto con Usted o también puede ponerse Usted en contacto con nosotros a través del teléfono…..

Reciba un cordial saludo, Consejero de Sanidad y Consumo”

Tres meses después cuando ya iba yo cargadita de la Santísima Trinidad; Docexatel, Doxorrubicina y Ciclofosfamida y a la espera de mi cita con el Servicio de Radiología y con el Consejo Genético recibo otra carta con el mismo  sello que dice así:

“Estimada señora,

Al ser el diagnóstico previo de cáncer de mama, un motivo de exclusión del Programa de Detección Precoz de Cáncer de Mama le comunicamos que no será incluida en el mismo, recomendándole que, con el objetivo de llevarle a cabo un seguimiento individualizado, continúe con sus controles periódicos en su Hospital de Referencia (esta frase magnífica y última, en negrita, para que me entere bien, por si no me había enterado ya)

Y me vienen a la cabeza imágenes, no sé si por lo delirante de la situación o por la necesidad imperiosa de que exista una justicia cósmica;

“El ángel Exterminador” de D Luis Buñuel

Anuncios