Soy una larva

Mes: agosto, 2012

Desde mi bañera

Todas las tardes lleno la bañera de agua hirviente y pongo dos kilos de sal marina.

Enciendo velas, añado al agua tres gotas de aceite esencial de lavanda. Me preparo un vaso grande de agua con limón y unas gotas de tintura de maria, elijo una canción o pongo la radio y escribo un msm: voy al agua.

Me despojo de los velos que esconden mi cuerpo y evitando el espejo me sumerjo y floto.

Floto y cierro los ojos, cierro los ojos y dormito, abro los ojos y me pierdo por los calados de la cortina, un mandala que no me acabo nunca. Mécete, Grettel, venga bonita, no te agobies, que salimos de ésta. Cierro los ojos y floto de lado en posición fetal. Escucho bajo el agua el funcionamiento de la lavadora del 5º derecha y la conversación de la vecina francesa del 2º izquierda. Con la oreja de fuera del agua sigo la triste canción azul de Chet Baker.

Escucho el ascensor que se para en mi piso y me viene el pánico; que no venga nadie, que no llame nadie, que no llegue el momento de salir del agua. Quiero quedarme flotando, viendo el vapor evaporándose, escuchando los rugidos íntimos del edificio, los cuchicheos del patio de vecinos. Desde mi bañera, quieta, ingrávida, donde nada me duele, donde no tengo que hablar, ni tengo que hacerme la valiente, donde no tengo que inventarme un plan de futuro para cuando hayamos vencido al bicho, sin tener que poner al mal tiempo buena cara, sin tener que buscar palabras que expliquen lo inexplicable.

Floto como Ofelia, como Virginia, como la Alicia de Octavio Paz en Central Park. Floto en mi bañera, como un gusano sideral, como una robota programada para el placer de un planeta muy lejano, floto en fluido amniótico. Quiero dormir años luz y despertar a una nueva vida.

Soy una larva

Anuncios

Desmembrada en el estanque

“El espejo es de piedra y la piedra ya es sombra,
hay dos ojos del color de la cólera,
un anillo de frío, un cinturón de sangre,
hay el viento que esparce los reflejos
de Alicia desmembrada en el estanque…”
“Central Park” Octavio Paz

De tantos por ciento

El mercado del tratamiento del cáncer mueve en Estados Unidos (solo en medicamentos) una cifra cercana a los 200 mil millones de dólares anuales, con un incremento del 10% anual en forma sostenida.

Durante décadas las agencias de noticias han venido dirigiendo la opinión pública en temas como el tratamiento y la investigación del cáncer. El Dr. Hamer ha sido objeto de una persecución descarada por ciertos medios de difusión que se preocupan por ignorar su teoría. Yo mismo he relatado algunos sucesos que me ha tocado vivir en mi país en el libro que he publicado.

Sin embargo, hay voces disonantes. El Dr Linus Pauling, ganador dos veces del premio Nobel, ha dicho: -todos debemos saber que la llamada guerra contra el cáncer es un gran fraude-. El Dr. Alan Lewin, de la Facultad de Medicina de la Universidad de California afirmó: -La quimioterapia no elimina el cáncer.

Este hecho ha sido documentado durante décadas-. El Dr. John Cairns de la Escuela de Salud Pública de Harvard dice: -Solo el 3% de los pacientes tratados con quimioterapia son curados-.

Y también agrega: -No se puede curar el cáncer con radioterapia porque las dosis de radio necesarias para destruir a todas las células del cáncer son las mismas que destruirían todas las células del paciente-. El Dr Hardin Jones, Profesor de Física Médica en la Universidad de California, analizó 25 años de estadísticas y llegó a la conclusión -que los pacientes tratados con métodos de -reconocida eficacia- no viven más que aquellos que no reciben estos tratamientos-.

“La medicina psicobiológica” Entrevista con el Dr Fernando Callejón

¿Consuelo de todas?

Encriptada en mi sillón hago zapping.

Papá y los niños encuentran la mesa de desayuno perfectamente preparada y escrita en un pañuelo rosa una carta de mamá.

Voz en off:

“… a los tres amores de mi vida, recuerdo el día que me diagnosticaron cáncer de mama… qué fácil es levantarse cuando tienes a alguien dispuesto a tirar de tí… acabo de recibir la noticia de que estoy totalmente recuperada, os quiero mamá”.

Vemos imágenes de ella, la dulce madre agradecida a la que su amiga del alma le pone el pañuelo rosa por supuesto, en un hermoso patio con la ropa secándose al sol, mientras mamá, en off, agradece el amor incondicional, el apoyo y el ansía de superación gracias al patrocinio de Ausonia y con la melena, (agitándose a cámara lenta) que hasta debajo de los hombros (eso es venirse arriba no?) luce nuevamente.

C dice:  “esta gente no tiene compasión, no te parece?”, y cambio de canal.

Una estrella del inframundo televisivo nos retransmite su cáncer, la terrible noticia y su fuerza para afrontarla, primer plano de su valentía, mirada a cámara, a todas las mujeres que como ella pasan el mismo trance, para que tengan esa fuerza de ella y no se cojan la baja, me vayan a trabajar que esto  es un paseo y lo podemos ir echando por la tv con buena dosis de maquillaje y de iluminación fetén.

En los cómics del corazón su salida del hospital, ojerosa, con coletas, después de la operación. La elección de sus pelucas, esta sí está no, está me la pruebo yo, que ella podrá comprar en plural lo que muchas solo pueden permitirse en singular y versión sintética que no están las cosas cuando se está de baja como para andar de pelucona de pelo natural por la vida. Alguien me dice que en la Francia la Sanidad Pública te da una ayuda para el tema estético, pero esto es Can Rajoy Division y aquí ya no se va a poder ni abortar de gratis. Pero a mí eso ya me da igual porque para mí el menstruar se va a acabar.

 .

¿Por qué no raparse en público?

eso sí que hubiera sido un acierto, Terelu querida,

de cancerosa a cancerosa te lo digo,

que eso une mogollón

.

Pero vuelvo a la retransmisión de tarde del cáncer de  Terelu, demos nombres que total ella se exhibe sin pudor. Me huele a chamusquina, sin transición (mucho pudor para unas cosas y escaso para otras) pasa de estupenda melena mechada a estupenda peluca, ¿por qué no raparse en público? eso sí que hubiera sido un acierto, Terelu querida, de cancerosa a cancerosa te lo digo, que eso une mogollón, saber que estás igual de espantosa que la tertuliana number 1 del inframundo ayuda mucho a sobrellevar este penar.

Espero que salgas tan campante y tan lentejuelera cuando se estés hecha una zombie, se te caigan las pestañas y se te sequen los labios y la lengua como a jesucristo supertsar en la cruz.

¿Alguien dijo compasión?