Amor de madre

por soylalarva

Cuando yo tenía 14 años, madre sentada a la mesa de la cocina me dijo; “tengo cáncer, pero no me voy a morir”. Murió 10 años después, después de repetir ese mantra durante unas cuantas operaciones, transfusiones de sangre, varios tratamientos de radioterapia y quimioterapia que junto con la metástasis le llevaron a la ruina física primero y después a la muerte.
20 años después me siento a la mesa de la cocina con mi hijo de 14 años y le digo; “tengo cáncer, pero si tú puedes, yo puedo, juntos vamos a poder, vale?” y esa gozosa criatura de la naturaleza que he traído al mundo me dice; “vale” y se va a echar un partido de baloncesto.

Anuncios