Neverland

por soylalarva

Al pasar la barca, le dije el barquero; “Toma! Lo he soñado…” y él salta como el duende verde a mi alrededor y se acerca mucho a mi cara y me dice; “nooo… Ha pasado” y me pone un poco más de morfina. “Tengo frío” le digo decepcionada y al calor de una manta térmica en la que me envuelve amorosamente regreso al Neverland de donde no debería haber vuelto.

Anuncios